diciembre 13, 2014 - , 1 comentarios

"Historia de Cecilia" de Cicerón.


He oído a Lucio Flaco, sumo sacerdote de Marte, referir la historia siguiente: Cecilia, hija de Metelo, quería casar a la hija de su hermana y, según la antigua costumbre, fue a una capilla para recibir un presagio. La doncella estaba de pie y Cecilia sentada y pasó un largo rato sin que se oyera una sola palabra. La sobrina se cansó y le dijo a Cecilia:-Déjame sentarme un momento.
-Claro que sí, querida -dijo Cecilia-; te dejo mi lugar.
Estas palabras eran el presagio, porque Cecilia murió en breve y la sobrina se casó con el viudo.

1 comentarios:

Daniel García 14 dic. 2014 13:15:00

interesante. a menudo las religiones han buscado un pretexto para sus postulados. no recuerdo si fue el rey del imperio babilonio quien consultó el oráculo de Delfos para saber si debía hacer la guerra al Imperio asirio. La respuesta ambigua fue: si haces la guerra, destruirás un gran imperio. y así fue: destruyó el suyo.

Publicar un comentario

Dime qué te pareció la entrada...

Se ha producido un error en este gadget.

Si te gustó, suscribite por e-mail