marzo 10, 2014 - , 0 comentarios

Crónicas Neph (Final - Denuestos)


¿La persona que una vez fui dónde estará?

En la búsqueda del yo estuve, entre los constantes ataques de mis detractores y la actualidad, el hombre como lobo del hombre y esas estúpidas ideas de un ser que creía más en el hecho de formar un vínculo con sus asesinos que en cómo evadirlos de la forma menos conflictiva. Había pasado demasiado tiempo para recordarme, suficientemente.

Si mi ser no se fía de mis actos…

La calculadora mental se paró allí, la pila natural se gastó de tantas cuentas pendientes al haber. Y recordé como en el filo del pasado el desierto Averno miraba de soslayo la insipiente existencia de mi ser. Pude ver sus ojos allí detrás, mientras todo fuego se encendía y parecía que ella lo motivaba a ser eterno.

¿Esta estúpida guerra cuánto costará?

Aquí a nadie obligué a que me hiciera compañía. Y, sin embargo, estoy demasiado seguro que esta contienda acabará mucho después que mis ojos se cierren. He soportado infinitamente los denuestos del destino, el que hoy me viene a buscar para darme la paz necesaria, aquella que se le será dada a cada uno de los que luchan por la misma causa.

Empezarán a lamentar aquel pacto…

La estaca ya está clavada, todos los colores empiezan a desvanecerse hasta los grises oscuros. Quizás producto de una traición abandono el liderazgo de la tercera posición, espero haber dejado en claro las intenciones de la guerra. El lema que seguirá subsistiendo es no estar bien ni con Dios ni con el Diablo.


0 comentarios:

Publicar un comentario

Dime qué te pareció la entrada...

Se ha producido un error en este gadget.

Si te gustó, suscribite por e-mail