junio 18, 2013 - 0 comentarios

Résister


Sólo un poco más
mi tonto pedazo de carne latente
que ya no queda más sangre que bombear
para embeber tu inútil y lastimosa existencia
y solamente nos tendremos que reinventar.

Aguanta un poco más
que no hay un universo mas allá que nos condicione
ni nos diga como deberemos vivir cuando no estemos
ninguno de los dos estará agonizando
mas seremos rebeldes donde sea que nos encontremos.

Resiste aunque sea un momento
mi insolente e inútil pedazo de trapo cardíaco
que en la dulce espera del beso de ella
juntos seremos liberados del peso
de todas las cicatrices que nos propiciaron aquellas.

Ahora abrazaremos uno de sus veintiséis sordos silencios
sentiremos el escozor de su cálido espectro en la piel
nos rodeará la oscuridad más plena y hermosa
teniéndonos a nosotros como destinatarios, mi pobre corazón
y tendremos al fin, esa pasión tan tormentosa.

Soporta nada menos que un instante,
mi pequeño despojo de fibra rojiza ebria de sentimientos adversos
que en el corazón de esta noche de invierno
podremos llevarnos más que una revancha
arrancada desde los claustros del mismo infierno.

Resígnate y calla otro tanto más,
que debemos seguir hasta las últimas consecuencias,
efectos y causas de fantasmas del pasado
fuegos extintos por tontas decisiones mal tomadas
¡idiota corazón resultaste tan maltratado!

Aquí viene el tibio beso del ángel gris a buscarnos
mi achacado cuero ventricular resignado a querer morir
¿hasta cuándo podrás resistir sin que te lo pida con clemencia?
parece ser esta tu ultima exhalación, tu ultima contracción
solamente me quedaré sin corazón, bebiendo de la demencia.



0 comentarios:

Publicar un comentario

Dime qué te pareció la entrada...

Se ha producido un error en este gadget.

Si te gustó, suscribite por e-mail