mayo 14, 2013 - 0 comentarios

Osculamini



Dame un beso,
deja que se convierta esta ocasión
en nuestro Chernobyl de pasión
en esta noche de narices frías
tus manos unidas a las mías
con mi boca en tu suave cuello
olvidaremos todo, todo aquello.

Dame un beso,
que se congele esperándonos el infierno
que se quemen los ángeles en el Averno
haz que no nos afecte ninguna guerra
y se enteren de esto todos en la Tierra
quiero hacer un camino a lo largo de tu piel
estallar extasiado por tus labios sabor a miel.

Dame un beso,
¿qué estás esperando acaso?
¿qué se nos escape el ocaso?
quiero ser la fuente sin arco
dejar de ser tu insulso charco
deseo saber quién fue tan cobarde
de abandonar ese cuerpo que tanto arde.

Dame un beso,
olvidemos por completo que somos nada
dejemos atrás pecados de vidas pasadas
seamos  hoy dos desconocidos cualquiera
buscando por unos instantes quien lo quiera
aunque seas la única demonia en la que me incinere
y aunque, muy a mi pesar, tu mente ni me considere.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Dime qué te pareció la entrada...

Se ha producido un error en este gadget.

Si te gustó, suscribite por e-mail