abril 29, 2013 - 3 comentarios

León de Fuego



El león de tacones altos se me acercó sensual
con su cabellera encendida en un fuego carnal
sus labios carmesí en sintonía con el deseo
su piel deslumbraba con un toque de desenfreno

Baila alrededor mío una danza hipnótica y fatal
antropofagia imposible de negar como tal
el león de cabellos de fuego me arrancará la piel
y no habrá tiempo de pensar en lo bebido como hiel.

Bestia altanera y soberbia, regente cruel
mas apasionada y dulce como la misma miel
hoy me toca ser inevitable presa de sus encantos asesinos
¿qué clase de Dios bendito cruzó nuestros los caminos?

El león de cabello de fuego ya se cierne sobre mí
no quiero pelear contra sus dientes, los quiero, sí
quiero que con fiereza frenética parta  mi carne
para que así a su antojo me desarme y me arme.

3 comentarios:

Anónimo 29 abr. 2013 11:54:00

i´m your god!

VRoffz 3 jun. 2013 17:31:00

un mes despues me anime a leerlo completo... :O

Un ermitaño por excelencia 29 abr. 2014 11:16:00

Muy buen poema, excelente metafora

Publicar un comentario

Dime qué te pareció la entrada...

Se ha producido un error en este gadget.

Si te gustó, suscribite por e-mail